La educación inclusiva es el proceso de identificar y responder a la diversidad de las necesidades de todos los estudiantes a través de la mayor participación en el aprendizaje, las culturas y las comunidades, y reduciendo la exclusión en la educación.  Involucra cambios y modificaciones en contenidos, aproximaciones, estructuras y estrategias, con una visión común que incluye a todo el alumnado. La educación es un derecho, no un privilegio.

La lectura es uno de los principales objetivos de la educación. El curso hace hincapié sobre la necesidad de la comprensión lectora como herramienta de desarrollo de las niñas y de los niños. Es preciso reforzar el papel de las escuelas con el fin de que se conviertan en comunidades de lectores. Es necesario que los profesores lean y disfruten leyendo, y que sus alumnos perciban el ejemplo de sus maestros.

El objetivo de la escuela es asegurar la integración social de los individuos en una sociedad tan cambiante como la nuestra.  Es necesario que la educación no se limite a transmitir conceptos teóricos sino que los alumnos deben de ser capaces de aplicar estos saberes, relacionarlos y ponerlos en práctica en cualquier situación o contexto. Estas innovaciones afectan tanto a la evaluación como a la organización escolar y a la participación de las familias en los centros educativos y se traducen en una serie de destrezas, habilidades que se deben fomentar.

Los contenidos que os ofrecemos en este curso, persiguen el objetivo de que podamos tener una buena formación como maestros, que nos lleve a ser capaces de recoger los intereses de los alumnos, y ser un acompañante de su camino de aprendizaje, para que puedan desarrollar al máximo sus capacidades. En esta ocasión nos centraremos en la lectura y la escritura, sin olvidar que siempre transmitimos una manera de ver la vida y relacionarnos con los demás;  así los contenidos que trabajaremos son extrapolables a la metodología que puede guiar nuestro día a día.

La animación a la lectura es animar o incitar al niño a leer, es adentrarle en una aventura en la que él mismo se convierte en protagonista, a partir de la identificación con los personajes de ficción. No desestimaremos ninguna actividad que pueda de algún modo animar a los niños a leer, aunque no todas ellas tengan la misma eficacia y haya que estudiar cuál es más apropiada para cada niño o grupo de niños en función de sus edades, intereses y circunstancias.

Las mujeres y los hombres necesitamos reflexionar sobre los orígenes y consecuencias de la discriminación por razón de sexo, sobre todo, porque ya no es posible creer que las desigualdades son “normales” y que las injusticias “siempre estarán ahí”.

Este curso capacita al docente para desarrollar en el entorno de aula con metodologías activas y colaborativas. Desde la perspectiva del Aprendizaje Social, el material didáctico profundiza en los recursos adecuados para organizar el trabajo de los grupos en los diferentes contextos educativos.

La Educación Emocional persigue educar a nuestros alumnos a través de sus emociones y sentimientos. Esto les ayuda a integrar mejor nuevos conocimientos y a sentirse más motivados y felices en el aula, con lo cual se potencían sus oportunidades de aprendizaje. Si educamos emocionalmente a nuestros alumnos y alumnas, les estaremos ayudando a desenvolverse mejor y a disfrutar más no solo en el dominio escolar, sino en todos los dominios de la vida. ¿Nos animamos a introducirnos en el mundo de las emociones dentro del aula?

Las habilidades sociales son un conjunto de hábitos o estilos (que incluyen comportamientos, pensamientos y emociones), que nos permiten mejorar nuestras relaciones interpersonales, sentirnos bien, obtener lo que queremos y conseguir que los demás no nos impidan lograr nuestros objetivos. Destaca la importancia de los factores cognitivos (creencias, valores, formas de percibir y evaluar la realidad) y su importante influencia en la comunicación y las relaciones interpersonales.