Este curso  plantea la necesidad de superar la metodología tradicional y apostar por procedimientos y recursos más innovadores. Se propone centrar la educación en el proceso de aprendizaje, dotando a los alumnos i las alumnas de herramientas para poder desarrollar diferentes competencias y valores a través de la cooperación y potenciando la reflexión.

La Educación para la ciudadanía sitúa la preocupación por promover una ciudadanía democrática como parte del conjunto de los objetivos y actividades educativas, en la misma línea en que lo hacen distintos organismos internacionales.  La educación debe tener por objeto el pleno desarrollo de la personalidad en el respeto a los principios democráticos de convivencia y los derechos y libertades fundamentales, que debe interpretarse según lo establecido en la Declaración Universal de Derechos Humanos y los tratados y acuerdos internacionales sobre las mismas materias.

La escuela pública es una escuela democrática, que busca la igualdad de todas las alumnas y alumnos con medidas que favorezcan a los sectores más desfavorecidos y marginados. La escuela pública tiene que educar en valores y por la paz; los docentes debemos tener las herramientas pedagógicas que hagan posible eliminar la violencia y la discriminación de las escuelas. Deseamos compartir con vosotras y vosotros la lucha por el derecho a una educación pública, gratuita, de calidad y laica; sin ella no habrá desarrollo con igualdad.

 

El currículo oculto es un término conceptual que surgió a finales de los años 60 para referirse a todos aquellos aprendizajes que de manera consciente o inconsciente se transmiten en cualquier sistema o proceso educativo. El presente curso persigue, a partir de un enfoque radicalmente práctico, compartir experiencias prácticas bien para desarrollar en el aula junto con los alumnos, bien para someter a crítica y concienciarnos del alcance y la responsabilidad de nuestra propia práctica docente.