La Educación para la ciudadanía sitúa la preocupación por promover una ciudadanía democrática como parte del conjunto de los objetivos y actividades educativas, en la misma línea en que lo hacen distintos organismos internacionales.  La educación debe tener por objeto el pleno desarrollo de la personalidad en el respeto a los principios democráticos de convivencia y los derechos y libertades fundamentales, que debe interpretarse según lo establecido en la Declaración Universal de Derechos Humanos y los tratados y acuerdos internacionales sobre las mismas materias.

El proceso formativo que os presentamos tiene como finalidad el empoderamiento de las capacidades de dirigencia, así como el  análisis y critica del contexto local en relación con la desigualdad de género que seguimos sufriendo como sociedad. La construcción de espacios de reflexión y análisis, empoderara a los y las participantes del diplomado, con mecanismos y herramientas para erradicar la desigualdad de género, el objetivo es fortalecer las capacidades personales y promocionara la urgente necesidad de construir una sociedad equitativa.